Un amigo de los de toda la vida

Tengo un amigo de toda la vida, siempre ha estado por casa. Siempre muy educado, avisa cuando va a venir y además siempre trae algún detalle. Sus conversaciones son muy amenas e instructivas. Puedo afirmar que a mis hijos les ha enseñado mucho, e incluso provoca sin saberlo, que la familia disfrute de estar juntos al menos una o dos veces en semana. Poniendo en valor el pilar de nuestras vidas: la familia.

Mi amigo es de los que verdaderamente le dan valor a la palabra amistad, nunca falla. Siempre está presente en nuestras vidas, en todo momento, en buenos y malos ratos. En éstos últimos que refiero, hasta en los peores momentos, siempre nos ha sabido arrancar una sonrisa a todos en casa. Y al menos por un buen rato hemos olvidado tantas contradicciones que a veces nos trae la vida. Además, sé de buena tinta que mi amigo siempre está donde se le necesita. Es un hombre de principios, un hombre de fe, y lo mejor de todo es que sabe transmitir, siempre con permiso y cariño, lo que le han enseñado sus mayores.

Hoy ando preocupado por él, hace ya días que no lo veo. Y tampoco ha venido por casa. Aunque hace algunos días me mando una foto, un “selfi” de los que llaman ahora, sonreía y parecía feliz. Pero sé que mi amigo lleva la “profesión por dentro” y sólo él sabe cuáles son sus preocupaciones ahora.

Con estas líneas, que quizás no bien escritas porque no soy periodista ni redactor, quiero hacerle saber que me siento como de su familia. Como no lo veo por ahora, aunque ya te digo yo que lo volveré a ver pronto, quiero que sepa que estamos con él. Que esperamos con ansia los momentos que pasamos juntos. Ah! y también por supuesto a sus dos amigos, los que tantas veces lo han acompañado cuando venía a cenar a casa.

Amigo, no me alargo más y sólo decirte que te esperamos, que seremos pacientes. Porque estamos seguros que acudirás nuestra llamada y la de todos tus amigos, a la llamada de Sevilla que necesita oirte decir “con permiso”.

 

Dedicado a Victor M. García-Rayo, para que sienta el abrazo de mi familia y de tantas familias que desean hacerle llegar más de 12.000 saludos y abrazos.

Redacción, Vivimos La Pasión
a 4 de Agosto de 2018

 

¿Te gusta? Comparte

2 comentarios en “Un amigo de los de toda la vida

  • Somos muchos los que necesitamos oírle decir “con permiso”, para a continuación dejar que entre en nuestras casas y nos transmita tanto sentimiento. Por favor, vuelva pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *